Fanfic que recrea la juventud y el ascenso de Tywin Lannister al poder. Está basado en la saga de libros "Canción de Hielo y Fuego" de George R.R. Martin, por tanto ni los personajes ni los lugares me pertenecen.

domingo, 16 de junio de 2013

Capítulo 10

TYWIN

Salió de la posada con gesto tranquilo, terminando de comerse una manzana mientras contemplaba la Fortaleza Roja, la cual se observaba perfectamente desde el lugar en el que se encontraba.

«Construida sobre la colina de Aegon, la más alta de todo Desembarco», pensaba con cierta fascinación. Tiró los restos de la manzana y se secó el sudor de la frente. Aquel calor era más húmedo e insoportable que el de las Tierras de Occidente. «Debe ser por la cantidad de personas que viven aquí».

Si había algo que a Tywin no le gustaba de la capital, era el calor y aquel olor a suciedad provocado por la gran población que allí habitaba, algo que se acrecentaba aún más cuando se celebraban torneos como aquel. Todas las posadas estaban repletas, y había tramos de la ciudad que prácticamente eran intransitables. «Una auténtica locura».

– Hermano, ¿por qué no te has presentado en el torneo? –Le preguntó Kevan una vez localizaron el lugar idóneo para observar las justas.
– Prefiero luchar en combates cuerpo a cuerpo, con la espada… Lo cierto es que este tipo de torneos me aburren.
– ¿Entonces por qué te ofreciste a venir conmigo?
– Porque a ti sí te gustan –contestó con seriedad–, y porque quería apartarme de nuestro padre.
– ¿De padre? –Preguntó Kevan confundido.
– Sí. No dejo de pensar en sus frecuentes salidas y en todo el dinero que está derrochando. Creo que necesitaba alejarme de esas preocupaciones, aunque la capital no es precisamente el lugar más apropiado para ello –Tywin suspiró levemente–. De todas formas siento que no estoy haciendo bien al marcharme y dejar de lado mis obligaciones.
– Mas esas son las obligaciones de padre, no las tuyas.
– Exacto, por eso mismo no me gusta estar aquí. No sé cómo va a afrontar todos los problemas que se le puedan presentar.

Kevan abrió la boca para volver a hablar, pero en ese momento vio como algunas banderas Lannister se acercaban a ellos: – Ya vienen.
– Sí –corroboró Tywin al reconocer el rostro de algunos de sus primos, todos ellos hijos de los hermanos menores de su padre.
– Sentimos la tardanza –dijo uno de ellos.
– Llegáis justo a tiempo, aún no han empezado las justas –exclamó Kevan con ilusión.

Tywin se mantuvo en su lugar mientras sus primos y demás familiares se sentaban cerca de ellos. Solo hacía un leve movimiento de cabeza para saludarles. – ¿Dónde está Stafford? –Preguntó finalmente al ver que el chico no se encontraba con ellos.
– Dijo que vendría en seguida. Quería visitar a alguien.
– Bien.

El muchacho volvió la vista al frente mientras sus primos charlaban animadamente entre ellos. Observó como los participantes terminaban de colocarse las armaduras y pudo reconocer entre ellos a Ser Barristan Selmy y a Brynden Tully, ambos hombres muy queridos por el pueblo después de la Guerra de los Reyes Nuevepeniques. Por supuesto también estaba el hijo primogénito del rey y varios integrantes de la Guardia Real. Parecía que en aquel torneo no habría muchas sorpresas.

De hecho, la primera justa fue entre Brynden Tully y un caballero del que nunca había oído hablar. Como era evidente, Tully venció sin complicaciones su primer asalto. «Esto va a ser muy tedioso», pensó para sí mismo.

El rey Aegon V en cambio parecía disfrutar del torneo, pues la sonrisa no se borraba de su rostro, al igual que su nieta Rhaella. El príncipe Jaehaerys en cambio se mostraba serio, mientras que Aerys parecía molesto, mirando a ambos lados como si buscara a alguien entre el público. «Qué extraño».

– Ya hemos llegado.

La voz de Stafford interrumpió sus pensamientos, olvidándose por un momento de la familia real para encargarse de la suya propia. Lo que no esperaba era encontrarse con una nueva sorpresa en ese instante, ya que al girarse vio que su primo no venía solo.

– Buenos días, mis señores –saludó aquella chica con educación, haciendo incluso una reverencia perfecta cuando reparó en la presencia de Tywin.

«Sabe quién soy», pensó el chico, confundido y sorprendido a la vez, aunque luchaba por mantenerse tan serio y regio como de costumbre. Finalmente inclinó la cabeza como respuesta a aquella reverencia, provocando que la joven sonriera. Una sonrisa dulce y perfecta. Le parecía una chica hermosa, realmente guapa y quizás algo inocente, aspecto que la realzaba aún más. Pero había algo que aún no comprendía: sentía que debería conocer a esa muchacha, pero, por más que pensaba, no la reconocía.

«Tiene el cabello y los ojos de los Lannister, aunque sus vestimentas son las de una dama de la corte… ¿Qué chica de mi familia vive en Desembarco del Rey?»

– No nos dijiste que tu hermana también estaría con nosotros, Stafford –comentó Kevan en ese momento.

«¿Hermana? ¿Es su hermana?»

– No sabía si podría estar con nosotros durante el torneo. Parece que hoy los Targaryen le han dado un respiro –explicó Stafford soltando una carcajada.
– La princesa Rhaella siempre ha sido muy complaciente conmigo –indicó la joven–. No les recrimines, hermano.

«Una dama de compañía de la princesa… hermana de Stafford… Siete Infiernos, ¿cómo es posible que Kevan la recuerde y yo no?»

– De acuerdo Joanna –dijo Stafford, algo resignado pero sonriente–. Anda, siéntate a mi lado y disfrutemos del torneo.

«Joanna».

13 comentarios:

  1. alskdsgahkalahafagajlakshghakajshshagfajakag

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca un comentario había dicho tanto xD

      Eliminar
  2. ahhhhhhhhhh! MY GOD!!!! * baila la conga* ¡¡Me ha encantado!! Ese último Joanna...kajsdkahdskahdkhas!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese último Joanna es un impacto directo en los ovarios xD

      Eliminar
    2. Eso ha sido a traición, para dejarnos sin ovarios por los siglos ya.

      Eliminar
  3. AAAAAAAAHHHHHHHHHH, se han reencontrado, se han reencontrado, yo también digo ahsgfadsgahsgfdñmnñsdafads, ¡qué guapo el final! un simple Joanna puede decir mil cosas, estoy nerviosa y hasta me rio como si la vaina fuera conmigo, jajajaja, uffff. Necesito más.

    Ah! y el Aerys ese es un chungo, no me extraña que Jaime lo matara (esto no es spoiler ¿no?) jajaja. Eres increíble, chavala, increíble.

    Esperando el próximo con MUCHAS ganas.

    Cristina xDDD

    PD: Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, como bien dices ese último Joanna puede significar muchas cosas. Creo que he conseguido el efecto que quería en vosotras al leer eso ;)

      Jajajaja, no, eso no es spoiler xD Y sí, a mí tampoco me extraña que le matara, pero como ya te dije en el anterior capítulo, ahora está más "sosegado" XD

      PD: A mí no tienes que agradecerme nada, boba :)

      Eliminar
  4. Por fin! Ya era hora! Mira que no recordarla jajaja xD
    Mi padre todo enfurruñado el pobre, lo que provocas en el Tywin!

    Me ha gustado mucho ^^ sigue así

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues menos mal que todavía no conoce a Tywin, para ese entonces sí que se volverá loco... de celos xD

      Muchas gracias por comentar :D

      Eliminar
  5. ya!! joder como me dejas asi!!!! me esta encantando! sigue escribiendo bonita, quiero sexo!! jajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajaja, aquí hay muchos que queréis ver ya a Tywin y Joanna procreando xDD

      Eliminar
  6. Cuando subes estoy ansiosa me gusta mucho gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y perdón por la espera, he tenido algunas complicaciones ^^

      Pero acabo de subir ahora un nuevo capítulo, así que espero que lo disfrutes :D

      Eliminar